Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
21 de agosto de 2018
 
 
50 Aniversario del Condes
Respuesta a solicitudes
Memoria y cuenta
In Extenso
Programas y proyectos
Publicaciones
Más Condes
Actas de la Comisión
Encuestas
Enlaces de interés
Contacto

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Economía en Venezuela: ¿real o ficticia? PDF Imprimir Correo

Actualmente Venezuela sufre una severa crisis a nivel social, cultural, económico, lo cual ha incidido en que la actividad económica esté deprimida. Una de las causas de la crisis económica en el país es la caída del precio del petróleo que ha llegado al nivel más bajo en 12 años golpeado a todos los países productores, afectando la economía de muchos de ellos.

 

Para conocer más del tema el especialista en economía el investigador, Gustavo Machado, con Master en Teoría de la Problemática Económica (UCV) y cursante del doctorado en Ciencias Políticas de la Facultad de Ciencias Económica y Sociales de LUZ, explicará el problema actual de la economía en Venezuela.

 

"Mientras los precios del crudo mantengan mínimos históricos, Venezuela continuará con problemas para crecer; la antigua Asamblea Nacional en el presupuesto para el año 2016 calculo el barril del petróleo a 40 $, sin embargo, los precios se dispararon a la baja".

El presupuesto de la nación fue aprobado en diciembre por la anterior Asamblea Nacional en 1,55 billones de bolívares. El proyecto de Ley se elabora con base en un precio promedio del barril de petróleo fijado en 40 dólares, y la previsión era que eso se mantendría en el tiempo, pero ocurrió una caída que no estaba estimada por los planificadores de las medidas económicas de nuestro ingreso.

Como consecuencia de esta caída, explica Machado, lo que se impone es que el ejecutivo realice una reformulación del presupuesto donde se visualice una menor entrada de ingreso en bolívares vía petrolera, siendo compensado por aumento-ingresos de otras vías, referente a lo que sería los créditos externos que le debitan al país mantener el normal funcionamiento de nuestra economía.

Atendiendo a estas consideraciones. Machado afirma que en este momento las políticas económicas implementadas por el Estado Venezolano no son las idóneas para el país, lo que se tiene que hacer es comparar las metas que plantea el Gobierno en presupuesto, con los resultados que tiene en la práctica. Es decir, en el año 2015 el Gobierno en su presupuesto planteó que la economía crecería un 3% y que la inflación se colocaría entre 25 y 30 %; el resultado en la práctica es que la economía no creció, sino que disminuyó en 5,7 % siendo un resultado totalmente contrario mencionado en la previsión presupuestaria por parte del Ejecutivo Nacional, en materia de inflación se tuvo una tasa de inflación de 180,9%, es decir seis (6) veces más que el tope máximo que se había trazado como meta.


El tema de fondo está en que las medidas anunciadas por el Ejecutivo, asegura el experto,  no están estimulando la producción nacional, para ello es necesario un cambio regulatorio donde la Ley de Precios Justo sea transformada en una ley de protección al consumidor, que establezca la posibilidad de regular solamente el precio-artículo esencial, además esta regulación se haga de manera concertada entre el Gobierno y los productores para que los precios no queden rezagados y se elimine el fenómeno de la escasez.

 

En segundo término, hace falta que el Gobierno busque ayuda internacional para que pueda contar con una cantidad de dólares significativos que le permitan hacer cuatro cosas que hoy en día son esenciales para la economía venezolana.

Pasos para lograr que la economía del país avance

 

Primero dotar de divisas al aparato productivo, para que funcione normalmente. Segundo cumplir con los compromisos de la deuda externa que tiene el país. Tercero financiar un ambicioso programa de infraestructura que le permita al país poder contar con el soporte necesario para pensar competir internacionalmente. Y cuarto, contar con una cantidad de divisas significativas que le permitan al Gobierno una vez que analice el mercado paralelo, inyectarle a ese mercado para lograr una rebaja sustancial del precio de la divisa en el mercado paralelo.

 

Gustavo Machado, considera lamentable la vigencia del decreto de Emergencia Económica y la conflictividad existente en el país, en lugar de la concertación y la armonía, siendo éstas clave para estimular la producción con la empresa privada, los representantes del sector laboral. Es importante la incorporación en la elaboración de un plan del crecimiento de la economía a factores políticos que en este momento no forman parte del equipo gobernante, así como también a las academias que siempre han demostrado disposición para colaborar en beneficio el interés del país.
Tanto el Gobierno como el Banco Central de Venezuela (BCV), están realizando prácticas que en vez de aliviar los problemas económicos y que contribuya a su solución más bien la agravan, en el caso del BCV está emitiendo dinero, realizando préstamo a empresas estatales no financiera que implica inyección de dinero que no será acompañado por una producción que genera la inflación.

 

Refiere el experto, que el Gobierno adopta una postura que es errada, con este decreto de Emergencia Económica,  el Ejecutivo debe reunirse con los diversos factores sociales para decidir políticas que ayuden a buscar soluciones que den un giro de productividad económica, reconociendo potenciales aliados tanto en el sector empresarial como en el sector laboral e inclusive en la posición política. Así como exhortando a las universidades para lograr un plan que pueda ser después explicado en la comunidad financiera internacional y así conseguir los recursos que la economía venezolana requiere para su condicionamiento.

¿Porqué existe el bachaqueo?

Actualmente en el país el llamado “bachaqueo” ocurre cuando hay una diferencia entre el precio que establece el Gobierno y el precio que los consumidores están dispuestos a pagar. El bachaqueo en principio tuvo su origen en la existencia de diversos tipos de cambios. Al interior de nuestra frontera se vendía un bien tomando en cuenta el dólar preferencial, cuando este bien se sacaba de nuestras fronteras la referencia es el dólar paralelo, siendo más rentable colocar el producto fuera del país que enviarlo al interior.

 

Si nosotros nos hiciéramos un análisis de ADN al bachaqueo, debemos concluir que es hijo legítimo de diferentes tasas cambiarias, en la actualidad el agravamiento de la escasez y las regulaciones de precio ha hecho que la población esté dispuesta a pagar una cantidad mayor en bolívares por un bien que tiene un precio regulado.

 

Los padres del bachaqueo en Venezuela son la existencia de tasa cambiaría y las regulaciones de precio que no han sido actualizadas, como consecuencia de ello han generado un caldo de cultivo para que exista esta distribución ilegal de alimentos, otra de las causas es el hecho de que durante muchos años, el gobierno ha venido importando bienes de consumo a tasas preferenciales, que también resultaron en precios artificialmente bajos, lo cual ha incentivado al bachaqueo. El objetivo final debe ser la liberación del dólar y la eliminación de los llamados cupos Cencoex, pero para llegar a ese punto de manera exitosa y poco traumática primero se debe cumplir ciertos pasos.

Venezuela si la comparamos con la situación de un paciente, se requiere de una cirugía mayor, teniendo además la tensión alta. Antes de entrar al pabellón primero se debe bajar la tensión y para el caso venezolano la tensión está representada por el precio del dólar paralelo.
Contribución de los ingresos del Seniat al presupuesto de la Nación

En el presupuesto para el año 2016 por cada bolívar el impuesto sobre la renta se recaudarán más de dos mil bolívares del Impuesto al Valor Agregado (IVA), la idea es alterar esa proporción para que haya una mayor cantidad de impuesto sobre la renta y una menor cantidad de IVA, ya que este impuesto golpea con mayor fuerza a los sectores que tienen menos recursos, como son los sectores populares  y la clase media; para ello se debe incrementar el impuesto sobre la renta a los extractos de alto ingreso, para poder financiar una rebaja del IVA beneficiaría mayormente a aquellos sectores populares y la clase media.

El Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) debe apegarse a lo que plantea el artículo 316 de la Constitución Nacional que establece que el Sistema Tributario está basado en el principio de progresividad, es decir, contribuirán más quienes tienen mayor capacidad; en ese sentido en el país está pendiente un arreglo de los ingresos que modifique de manera sustancial las actuales proporciones de ingresos que tenemos en Venezuela en materia de impuesto sobre la renta.

Adicionalmente a esto, explica Machado, se debe actualizar la Unidad Tributaria (UT) porque se ha incrementado la UT en menor medida en comparación a la tasa de inflación durante este ejercicio fiscal y también para el año próximo, mucha gente tendría que pagar impuesto sobre la renta no debería hacerlo si se realizan los ajustes de la UT en perfecta relación con la tasa de inflación.

¿Está en quiebra  el País?

Venezuela actualmente tiene más activos que pasivos, esto quiere decir que no se encuentra en quiebra, sino que tiene un problema de liquidez porque no recibe suficientes ingresos para cubrir los gastos. El país debe organizar mejor sus activos y en ese sentido es importante el gasto en la educación, salud, tecnología, porque al final eso es lo que va a permitir el desarrollo tecnológico que del mismo modo nos permitirá crecer y contar con más recursos para poder cubrir nuestras obligaciones. El país debe realizar una buena asignación del gasto y un mejor uso de su basta potencialidades.

 

En este momento no hace falta dolarizar la moneda. Para la época del año 60 se tenía una emisión ordenada de monedas, un presupuesto equilibrado, un tipo de cambio estable llegó a tener una baja tasa de inflación, en el año 1967 la tasa inflacionaria en el país fue de 0 %, de manera que no hace falta que se utilice otra moneda para poder tener la economía estable, lo que se necesita es cumplir unas reglas básicas de comportamiento del punto de vista macroeconómico. Estas reglas básicas consisten en emitir monedas de forma ordenada, mantener un presupuesto equilibrado y lograr la estabilización del tipo de cambio.

 

Frente a un marco macroeconómico adverso, en primer lugar, el venezolano debe manejar las finanzas personales con prudencia y planificación, en segundo lugar utilizar todo el talento en la búsqueda de mayores ingresos en circunstancias adversas y en tercer lugar lograr la organización y divulgación para demandar de manera pacífica los cambios que efectivamente se requiere para alcanzar una mayor estabilidad social.

 

El Gobierno Nacional ante una posible debacle macroeconómico debe dialogar, escuchar recomendaciones y en este sentido las universidades han demostrado a lo largo de la historia su disposición para contribuir en el bienestar del país.
En el caso Venezuela se debe estabilizar la economía donde el Gobierno Central debe darle préstamo a las empresas estatales no financieras porque esto genera inflación, además debe legalizar las transacciones en paralelo para empezar a intervenir en ese mercado para conseguir una rebaja esencial, que actualmente afecta en los bienes y servicios que consume el venezolano en la cotidianidad.

 

En principio, la idea sería que el Gobierno sea el motor y ordenara consultas con diversos sectores de la vida nacional que le permita acudir a la Comunidad Financiera Internacional con la siguiente premisa: “Ejecutamos este plan, vamos a crecer lo suficiente para obtener los recursos y pagar los compromisos y así la sociedad venezolana pueda gozar de los niveles en los diferentes extractos sociales”. Lo que está planteado en este momento, aconseja el investigador Machado, es generar ideas que parta de esa premisa y faciliten la obtención de recursos externos par que Venezuela goce de mayor bienestar pueda cumplir sus compromisos sin mayores retrasos. Hoy en día con el pago de la deuda externa se está implicando menores asignaciones de recursos para sectores que son claves, lo cual resulta traumático para la sociedad venezolana.
A diferencia de Colombia, durante los últimos años ha ocurrido un esfuerzo concertado entre el sector público y privado para que efectivamente en la economía se puede dar el ejemplo bien concreto, en la ciudad de Bogotá la Cámara de Comercio ha realizado informes y recomendaciones al Gobierno correspondiente a la ciudad de Bogotá para que la ciudad sea más atractiva y a pesar de que ha tenido administraciones de diversos signos, se puede observar una economía más grande, es por ello que el Gobierno Colombiano ha tenido una relación fluida del sector público y sector privado lo que ha permitido que todos los esfuerzos ordenado en una misma dirección genere mejores resultados para ese país.

 

En línea general, en Latinoamérica los gobiernos han tratado de obtener normas macroeconómicas más caras, emitir monedas de manera ordenada, tratar de equilibrar los presupuestos y tratar de mantener los tipos de cambios estables; mientras que en nuestro país lamentablemente no se han seguido esas pautas y como consecuencia de ello no se han obtenido resultados satisfactorios.

 

El presupuesto asignado a LUZ

Al respecto, considera que el problema presupuestario universitario, no solamente se toca el tema económico sino también temas que pasan a la vida política. Básicamente allí lo que se trata es que hasta ahora las universidades no han tenido la fuerza suficiente para lograr que sus demandas sean atendidas de manera integral por parte del Ejecutivo Nacional, en ese sentido, la recomendación para las universidades sería la búsqueda de un mayor apoyo por parte de la sociedad a la cual el alma mater le sirve para efectos de lograr que sus demandas tengan mayor peso frente Gobierno Nacional.




^ Subir